Archivo diario: septiembre 6, 2008

Andrónico Luksic Craig

Andrónico Luksic Craig es hijo de don Andrónico Luksic Abaroa, quien había nacido en Antofagasta el 5 de noviembre de 1926 y falleció en Santiago el 18 de agosto del 2005.

Andrónico Luksic Abaroa, el “Patriarca”, creó uno de los grupos empresariales más grandes que hoy existen en Chile, el cual incluye las compañías Antofagasta PLC, Quiñenco, Madeco, Telefónica del Sur, Lucchetti, CCU , Inmobiliaria Habitaria y Banco de Chile.

Don Andrónico Luksic Abaroa era hijo de Policarpo Luksic, un croata inmigrante, y doña Elena Abaroa, de familia chileno-boliviana.

Don Andrónico Luksic Abaroa presidió Antofagasta PLC hasta pocos meses antes de morir. La compañía quedó desde entonces en manos de uno de sus hijo: Jean Paul Luksic Craig.

La revista Forbes incluyó en el 2004 a don Andrónico Luksic Abaroa en la lista de las personas más ricas del mundo, estimándole una fortuna de US$ 3.400 millones.

Su hijo Andrónico Luksic Craig no solamente es heredero de aquella enorme fortuna, sino un padre de familia de cinco hijos con su esposa Patricia Lederer y montañista.

Ha formado parte de los equipos escaladores a Ojos del Salado, Tupungato, Marmolejo –Chile–, Aconcagua –Argentina–, Chimborazo, Cotopaxi –Ecuador– y montañas en los Himalayas y Africa.

La muerte del padre lo sorprendió, justamente, cuando se aprestaba a escalar la Pirámide Carstensz, de 4.884 metros de altura, ubicada en Indonesia.

Antes de fallecer, el “Patriarca” dividió sus negocios de tal manera que dejó a cada uno de sus hijos a cargo de uno de los segmentos: Jean Paul Luksic Fontbona, el menor, maneja el sector minero; Guillermo Luksic Craig, alimentos y telecomunicaciones; y Andrónico Luksic Craig el sector financiero.

Anuncios

3 comentarios

Archivado bajo Semblanza

Luksic apoya base única comercial

El vicepresidente del Banco de Chile, Andrónico Luksic, se pronunció a favor del proyecto del Gobierno que busca unificar una base nacional de datos comerciales.

“Es fundamental que en un país que está creciendo, que está funcionando, si estamos en un momento dado sobreendeudados o no, esto no puede ser un misterio en una economía abierta”, dijo.

Añadió que “lo lógico es que se sepa cuánto debe cada chileno”. Dijo que cualquier otro argumento, “el resto, es música”.

Recomendó tomar los resguardos del caso para que nadie haga mal uso” de esa base de datos comercial. “Pero tratar de impedir que este proyecto salga adelante, basándose en una tontera, me parece ridículo”.

Deja un comentario

Archivado bajo Bancos, Comercio, Congreso Nacional, Gobierno