Llamado a no sobredemandar

Quien visite un supermercado verá más de una góndola casi vacía. Pero las grandes cadenas aseguran que no hay problema de escasez; que hay existencias para varios días más. El problema se genera, cuentan los periodistas José Troncoso y Carolina Ubilla, porque el sistema de logística está al límite, agravado por la falta de combustible. A esto se suma la sobrerreacción de los consumidores, que se abastecieron en exceso, de productos en los supermercados tras el terremoto. El sábado, casi todos los supermercados estaban cerrados, pero el domingo la gente llegó en masa. Ahí se puso complejo el panorama: los centros de distribución de las principales cadenas no fueron inmunes y se vieron afectados por el terremoto, y las góndolas se comenzaron a vaciar. La reposición ya comenzó. Sin embargo, los cortes de tránsito en las carreteras y la falta de energía están poniendo a prueba la distribución de algunos productos básicos, como harina y leche, que vienen del sur del país. El presidente de la Cámara Nacional de Comercio (CNC), Carlos Eugenio Jorquiera, llamó a la población a no apresurarse y no hacer compras exageradas de alimentos por cuanto, aseguró, el suministro está garantizado, salvo en zonas como Concepción y Constitución, epicentro del megasismo.

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Carreteras, Comercio, Energía Eléctrica, Supermercados

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s