Archivo diario: marzo 12, 2010

Paralizada producción forestal

Celulosa Arauco (logo), ligada a la familia Angelini, fue la primera en anunciar la paralización de sus 5 plantas de celulosa durante marzo. Luego fue el turno de CMPC, empresa del grupo Matte, que explicó que los daños causados por el terremoto en sus 3 instalaciones impedirían ponerlas en marcha este mes. Con lo anterior se frenó en marzo el 100% de la producción de celulosa en Chile, y ambas compañías dejarán de procesar, al menos, 400 mil toneladas en 2010. En cuanto al peso que la industria local representa sobre el negocio mundial de la celulosa, César Pérez, analista de Celfin Capital, manifiesta: “El mercado de la pulpa a nivel mundial es de cerca de 50 millones de toneladas, por lo que la suma de CMPC más Copec (dueña de Celulosa Arauco y Constitución, Celco) da un poco menos de cinco millones de toneladas, equivalente al 10% de la capacidad global”. De las 8 unidades detenidas, la que sufrió los mayores daños fue la planta de Arauco (en Constitución), la que estaría detenida entre dos y seis meses. Charles Kimber, gerente de asuntos corporativos y comerciales de la firma controlada por la familia Angelini, asegura que “todas nuestras plantas de celulosa son viables y van a volver a operar”. Marcelo Melo, presidente de Pymemaderas, gremio que agrupa a las empresas de menor tamaño, cuenta que la situación estaría mejorando. “Celco (de Arauco) comenzó a recibir astillas pulpables y subproductos a partir del pasado martes,  en su planta Trupan, ubicada a unos 20 km al oriente de Cabrero, con la intención de acopiar para cuando comiencen a operar nuevamente las plantas”, dice. Lo mismo ocurre con CMPC. La empresa ligada al grupo Matte comenzó el lunes a recibir metros ruma de pino y eucalipto en La Esperanza, Coihue y Puente Perales.

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Celulosa, Empresas, Producción, Terremoto

Pyme y familias, prioridad económica

La tónica de los ministros del área económica, posesionados ayer, fue la misma: apoyo a las familias y pymes de las zonas más afectadas. El primer punto de la agenda de Minería será reactivar las faenas del Maule y Biobío. En Mideplan concretarán la construcción de viviendas de emergencia para las familias que perdieron sus casas en el terremoto y el tsunami. Todas las carteras priorizarán la revisión de sus presupuestos, para recortar gastos, para redirigir recursos. Hacienda tiene la misión de encontrar financiamiento para todas las medidas a seguir. No será fácil, según el nuevo líder de la cartera, Felipe Larraín: el costo para el país podría ascender a los US$ 30 mil millones. Antes del terremoto se preveía que el país crecería hasta un 6%, pero ayer el ministro de Economía, Juan Andrés Fontaine, dio su nueva proyección: un PIB de 4,5, semejante al Banco Central. Su primera tarea, para lograrlo: lograr la reactivación de las regiones devastadas en los próximos sesenta días. Con un “profundo sentido de urgencia para trabajar por los más afectados por el terremoto”, asumió la ministra del Trabajo y Previsión Social, Camila Merino. “Tenemos una responsabilidad enorme, y las fuertes réplicas que hemos sentido hoy nos obligan a trabajar con aún más fuerza por la reconstrucción”, señaló. El titular de Agricultura, José Antonio Galilea, decidió iniciar su gestión con un catastro de las medidas que lleva adelante su cartera tras el terremoto. Para esto se reunió con autoridades de la Comisión Nacional de Riego (CNR), y del Instituto de Desarrollo Agropecuario (Indap). “La idea es poder darle continuidad a aquello que se ha abordado bien y, a la vez, ver qué otras tareas podemos concretar para ayudar a la gente que lo ha pasado mal”, señaló.

Deja un comentario

Archivado bajo Economía, Gobierno