Archivo diario: abril 27, 2008

Luksic y minería en expansión

Son múltiples las razones de índole administrativo, financiero y fiscal por las que los empresarios e inversionistas armas verdaderas telarañas de compañías para mover sus capitales y maximizar sus producciones.

El caso típico es el inversionista que tiene su dinero en A y compra el, por ejemplo, 35% de B, que a su vez adquiere el 40% de C, que es socia de D con el 43%. Inversiones en cascada. No importa si A es viñedo, B es una corredora de Bolsa, C una cadena de retail y D fabricante de zapatos, por ejemplo.

Otro caso del Grupo Luksic es el de Antomin Limited, de la que posee el 51% mientras Mineralinvest Establishment tiene el 49%. La idea es que Luksic adquiera este 49% por US$ 240 millones.

Lo hará, no por el gusto de poseer la totalidad de otra compañía, sino solamente como uno de los pasos previos a un negocio mayor. Su interés es la explotación mineral en Sierra Gorda, en la Región de Antofagasta.

Para ello, necesita un socio, dado el volumen de inversiones que requiere. Con tal fin, abrió un concurso para encontrar el socio adecuado. De los que postularon para ser compañeros de faenas de los Luksic, destacó una firma japonesa, Marubeni.

Resulta que Marubeni ya es conocida en Chile, y particularmente por los Luksic, como quiera que ya son socios en Minera Los Pelambres. De esta manera, siendo conocidos, no solo saben cómo trabaja el otro, sino cuánto valen las cosas.

Marubeni, esta vez, para entrar como socio de Luksic en las explotaciones Esperanza y El Tesoro, en Sierra Gorda, pidió que Luksic sea al ciento por ciento propietario del proyecto minero.

Las inversiones iniciales estimadas superan fácilmente los US$ 1.000 millones, y Luksic encontró razonable la petición. Esta es la razón por la que comprará el 100% de Antomin Limited, para controlar el 100% del proyecto en negociación.

Una vez ocurra esto, que es casi cuestión de papeleo, Marubeni comenzará a desembolsar su parte, que consistirá en el 30% del valor de Esperanza y El Tesoro, como socios, sino que irá a partes iguales en las inversiones para el desarrollo del proyecto.

Luksic recibirá por ese 30% unos US$ 1.300 millones, y lo que ahora se espera es que Esperanza comience a producir en el 2010 unas 700 mil toneladas de concentrado de cobre al año, tras una inversión de US$ 1.900 millones.

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Empresas, Minería, Negocios