Roberto Hagemann de Río Manso

hagemannLos periodistas J. Marticorena y V. Jadue cuentan que desde junio del año pasado había un misterio sobre quién había adquirido los derechos de agua de Río Manso, en la Región de Los Lagos, que tuvo un precio récord de US$ 46 millones.

Lo que se supo en ese momento fue que la compra se hizo a través del abogado Arturo Costabal García-Huidobro, de la firma Aninat Schwencke & Cía, pero se desconocía que actuaba a nombre del empresario chileno Roberto Hagemann Gerstmann (foto), quien  junto con otros inversionistas es propietario de extensas tierras en la zona cercana a Río Manso, en las cuales planean desarrollar un gran proyecto forestal.

Cercanos al empresario indican que aún no define  el destino que tendrán los recursos hídricos que adquirieron el año pasado, y fuentes del sector eléctrico dicen que todavía hay expectación, porque la sociedad de Roberto Hagemann está pagando los derechos en cuotas anuales de US$ 5 millones.

Roberto Hagemann no tiene una historia empresarial vinculada al sector eléctrico, pero sí una amplia experiencia en los sectores inmobiliario y minero. En ambos rubros hay un denominador común: el magnate brasileño Eike Batista, quien planea invertir US$ 4.000 millones en la III Región, en un megaproyecto eléctrico de 2.100 MW y un puerto. Fue precisamente Hagemann quien le vendió a Batista los terrenos en los cuales emplazará la central Termoeléctrica Castilla

En 1986, en uno de sus viajes a Chile, Batista conoció a Hagemann y al geólogo chileno-húngaro Jozsef Ambrus Wimmer, en La Parva, quienes le propusieron invertir en una exploración de oro en San José de la Mariquina, cerca de Valdivia. El negocio no resultó, aunque sí prosperó otro: el yacimiento La Coipa, hoy Mantos de Oro, que vendieron a Placer Dome.

En 1991 Hagemann, que fue compañero de universidad de Carlos Alberto Délano, Sebastián Piñera y René Cortázar, tentó a sus dos socios con los terrenos de la Hacienda Castilla, cerca de Copiapó. Por las 220 mil hectáreas, Roberto Hageman pagó US$ 1 millón, propiedad que luego se dividió en tres tercios. Aunque los tres amigos y socios diseñaron un ambicioso proyecto inmobiliario para esos terrenos, que incluía una ciudad para albergar a 400 mil habitantes, en 2005 Hagemann y Ambrus vendieron su parte a Batista.

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Empresarios, Inversiones

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s